FANDOM


La palabra historia tiene origen griego y significa "información obtenida mediante una búsqueda" . En tal sentido se refiere al proceso de indagación que llevan a cabo los historiadores. Pero la historia, como actividad científica, es muy reciente. Al principio, la historia trataba de dar explicaciones sobre el origen de un pueblo, el poder, etc, a partir de mitos y leyendas. Luego, Heródoto y Tucídides empezaron a dar explicaciones racionales de los hechos. En el siglo XVIII, comenzaron a estudiarse aspectos colectivos de la sociedad y hechos de la vida cotidiana.

Heródoto

Heródoto es considerado el Padre de la Historia, por usar hechos racionales alejados de la época teocrática, una de sus grandes obras es documentar sobre las guerras médicas

En la actualidad, la historia es considerada una ciencia social porque indaga o estudia el pasado aplicando un método científico. Así el historiador desarrolla una serie de pasos:

  1. La hipótesis. El historiador debe elegir un campo de estudio y enunciar preguntas que sean relevantes.
  2. Conocer el estado de la cuestión. El historiador debe leer todo lo que se ha investigado sobre el tema.
  3. La búsqueda de fuentes.El historiador decide qué fuentes le van a ser útiles y las recopila.
  4. El estudio de las fuentes. El historiador analiza las fuentes y rechaza las que no son confiables.
  5. Las conclusiones. El historiador sintetiza y relaciona los datos que ha investigado y responde las preguntas iniciales.
  6. La divulgación del conocimiento. El historiador escribe un artículo o un libro para que se conozca lo investigado.

La parte decisiva de esta metodología es la interpretación, es decir, la explicación de las causas de un proceso y las motivaciones que tuvieron sus protagonistas para actuar como lo hicieron. La historia es una disciplina fundamental, pues permite a las sociedades conocer su pasado, entender su presente y construir un mejor futuro.

Historia

La Historia, una ciencia Interdisciplinaria Editar

La historia, como una ciencia, recurre a la ayuda de otras ciencias como la economía, la geografía, la sociología y la ciencia política para validar sus propias conclusiones. Por eso, se dice que el estudio del pasado es un estudio interdisciplinario. Además, una serie de de disciplinas auxiliares se ocupan de técnicas específicas en el estudio del pasado:

Disciplina Auxiliar Propósito
Geología Determina la antigüedad de las capas del terreno en las que se producen los hallazgos arqueológicos
Arqueología Se encarga de conocer las sociedades del pasado por medio de los restos materiales que dejaron
Epigrafía Estudia e interpreta las inscripciones antiguas
Paleografía Analiza los documentos antiguos
Numismática Se ocupa del estudio de las monedas y las medallas antiguas
Paleontología Estudia los seres vivos de épocas antiguas a partir de sus restos fósiles
Etnohistoria Estudia las comunidades originarias de una determinada región

La Historia de la Vida Cotidiana Editar

Durante mucho tiempo se consideró que la historia solo debía consignar los grandes cambios y las vidas de los personajes ilustres, como reyes, científicos o artistas. Sin embargo, desde principios del siglo XX los historiadores se han interesado en ampliar su área tradicional de investigación incluyendo ámbitos como las costumbres alimenticias. la vida espiritual y las actividades lúcidas de las sociedades para obtener una visión más integral del pasado. Esta propuesta plantea algunas modificaciones frente a la historia tradicional:

  • En sus temas de investigación, estudia la vida cotidiana de los sectores sociales antes que los grandes sucesos de la historia
  • En su Metodología, incluye entre sus fuentes históricas todo objeto que permita comprender alguna faceta del pasado, como fotos, ropa, publicidad, etc.

Fines y Justificación Editar

No deben confundirse los supuestos fines teleológicos del hombre en la historia con los fines de la historia es decir, la justificación de la propia historia como memoria de la humanidad. Si la historia es una ciencia social y humana, no puede abstraerse del porqué se encarga de estudiar los procesos sociales: explicar los hechos y eventos del pasado, sea por el conocimiento mismo, sea por que nos ayudan a comprender el presente: Cicerón bautizó a la historia como maestra de la vida, y como el Cervantes, que también la llamó madre de la verdad. Benedetto Croce remarcó la fuerte implicación del pasado en el presente con su toda historia es historia contemporáea. La historia, al estudiar los hechos y procesos del pasado humano, es un útil para la comprensión del presente y plantear posibilidades para el futuro. Salustio llegó a decir que entre las distintas ocupaciones que se ejercitan con el ingenio, el recuerdo de los hechos del pasado ocupa un lugar destacado por su gran utilidad. Un tópico muy difundido (atribuido a Jorge Santayana) advierte que los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla, aunque otro tópico (atribuido a Carlos Marx) indique a su vez que cuando se repite lo hace una vez como tragedia y la segunda como farsa.

La radical importancia de ello se basa en que la historia, como la medicina, es una de las ciencias en que el sujeto investigador coincide con el objeto a estudiar. De ahí la gran responsabilidad del historiador: la historia tiene una proyección al futuro por su potencia transformadora como herramienta de cambio social; y a los profesionales que la manejan, los historiadores, les es aplicable lo que Marx dijo de los filósofos (hasta ahora se han encargado de interpretar el mundo y de lo que se trata es de transformarlo). No obstante, desde otra perspectiva se pretende una investigación desinteresada para la objetividad en la ciencia histórica.Aunque llegar a conocer los hechos tal como fueron, como pretendía Leopold Ranke, es imposible, sí es un imperativo de la investigación histórica acercarse al máximo a ese objetivo, y además hacerlo con una perspectivatal que sitúe los hechos en su contexto, de modo que al conocimiento factual se añada el entendimiento de lo que realmente pasó; y aunque sea inevitable que sesgos de todo tipo alteren la forma en que tal entendimiento se produce, al menos ser conscientes de cuáles pueden ser y en qué grado actúan.